Disfruta de esta corta lectura

100_8705Me separé de mi gente y me fui solo, con un morral lleno de frutas y quimeras, solamente. ¿Qué destino puede esperar al hombre sin rumbo?: todos los destinos. Un anciano que encontré agotado en el camino, me advirtió: el hombre cree que toda la tierra es suya, no tiene tierra; detente y echa raíces, joven inconforme.

Pues no. Raíces al árbol, pies al hombre: pasos, huellas. Está escrito.

Earle Herrera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s